lunes

EL COMIC COMO RECURSO DIDÁCTICO PARA LAS CIENCIAS SOCIALES

Por Juan Antonio García Sánchez, Jefe de Departamento de Humanidades y profesor de Ciencias Sociales, Geografía e Historia en el I.E.S.O. Mar de Castilla – Sacedón.

¿Quién no recuerda la “época dorada” del cómic? Corría el año 1986 cuando comenzaron a surgir nuevos personajes que protagonizarían un Nuevo Universo Marvel, diferente del Clásico inventado por Stan Lee y Jack Kirby. Desde luego, eran otros tiempos. Los adolescentes pasaban tardes enteras entretenidos con las aventuras de sus superhéroes favoritos. Los kioskos se llenaban de números especiales sobre la Patrulla X, Los Vengadores, X-Men... La afición se mantuvo incluso durante los 90, pero, con la entrada del nuevo milenio, los intereses de los chicos evolucionaron hacia otros caminos completamente diferentes.

Quizás nunca nos hemos planteado que una parte de culpa de que nuestros alumnos hayan perdido el interés por el cómic la tengamos nosotros. Evidentemente, aquellos chavales que fuimos, somos ahora padres repletos de responsabilidades. Sin embargo, eso no nos exime de seguir disfrutando de las aventuras de nuestros personajes favoritos y de evadirnos durante un buen rato de los problemas con las descargas de adrenalina de nuestros superhéroes. Sin ir más lejos, el último cómic que he leído ha sido “La Odisea”. Concretamente tengo en casa la edición que Norma Editorial ha sacado conmemorando su 25 aniversario de existencia y que ha servido como complemento especial de otro cómic mítico, los “300”, del que se ha vuelto a editar una 6ª edición y cuyo autor, Frank Miller, lo ha llevado como codirector y guionista a la gran pantalla. Actualmente parece que es el cine el medio que más se ha empeñado en resucitar el cómic. “Los Cuatro Fantásticos”, “Spiderman”, “Daredevil”, “Electra”, “The Punisher”, “X-Men”... han sido personajes clásicos del Universo Marvel llevados a las grandes salas y, pese a ser los protagonistas de nuevos seriales y crossover espectaculares, no han calado tan profundo en los jóvenes como se esperaba. El ejemplo lo podemos observar en el aula. Cuando preguntamos a un alumno si ha leído alguna vez un cómic, sorprendentemente su respuesta es negativa, a pesar de haber visto la película o de que haya oído hablar alguna vez del superhéroe en cuestión.

Sin embargo, el binomio cómic-adolescente no ha desaparecido del todo. Por ejemplo, cuando llevas un ejemplar a clase y lo enseñas, automáticamente se produce una atracción mágica entre el alumno y el cómic. Misteriosamente se despierta en el chico un interés inusual por leerlo, por tenerlo entre sus manos, igual que nos ocurría a nosotros cuando éramos chavales. Recordando aquellas viñetas de Asterix y Obelix que Don Paco, profesor de latín y griego, nos enseñaba para aprender a traducir la lengua de los romanos, me pregunté por qué no hacía yo lo mismo en mi clase con los contenidos de la Historia de Grecia. ¿Por qué no utilizar como recurso para explicar la figura de Homero y la Época de los Reinos Micénicos mi cómic de “La Odisea”? ¿Les gustarán a mis niños de 12 y 13 años aquellos dibujos de Ulises que a mí me hipnotizaron? ¿Y qué podemos decir del fantástico cómic de los “300”? Me consta que muchos alumnos ya han visto la película y que, incluso, tienen el DVD. ¿Les gustará el cómic de Frank Miller? ¿Serán capaces de identificar en él uno de los episodios más impactantes de las Guerras Médicas?

¡El resultado fue excepcional! ¡Mirad las fotografías! ¡No existe ningún niño que no preste atención a la explicación! Esto me demostró que no hay tanta diferencia entre los alumnos de ahora y los que fuimos hace años. Me vi reflejado en sus caras, en sus expresiones, en su interés por cómo Odiseo consiguió llegar a su hogar en Ítaca, sorteando un sinfín de peligros y aventuras; en su admiración por cómo Leonidas y sus 300 fieles espartanos entregaron su vida para salvar Grecia del absolutismo persa. En definitiva, al igual que mi profesora de latín hizo conmigo, yo conseguí una motivación e interés extra en los alumnos que nunca hubiese conseguido con una explicación normal o expositiva. Y lo que es más importante: enseñé a los chicos que “disfrutar” y “leer” son dos conceptos inseparables en un cómic. Disfruta de tu eterna adolescencia leyendo un cómic, es un consejo muy sabio.

9 comentarios:

RAMÓN FERNÁNDEZ DACAL dijo...

muy bien por recuperar el comic con todo su "glamour" y la historia de Ulises y...
"Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca,
llegar allí es tu destino,
mas no hagas con prisa tu camino,
mejor será que dure muchos años,
y que llegues , ya viejo ,a la pequeña isla,
rico de cuanto habrás ganado en el camino"
(Ítaca, de Kavafis)

Anónimo dijo...

por dios que foto, hayyyy que hace na estaba yo como esa chavalada escuchando tan antento komo ellos (algunos jeje)

me alegra ver estos proyectos me llena enormemente juanan y espero qe valla todo muy bién.

Un calurosisimo saludo Juanan, de tu eterno alumno José Miguel Guijarro

soloTele dijo...

Juan antonio, esto ¿en que instituto es? ¿Qué tal te va ahora por Sacedón?

JUAN ANTONIO GARCIA SANCHEZ dijo...

Hola. Todos los artículos que hay actualmente en el blog recogen fotos y trabajos realizados durante este año en el Instituo "Mar de Castilla" de Sacedón. Todavía me quedan por editar más artículos y, dentro de lo que me falta, hay cosas que se han realizado en otros centros como Priego. Espero que os guste cuando los cuelgue.
Un abrazo y recuerdos para todos.

Alfredo dijo...

Hola Juanan, hoy he decidido leer un poco tus publicaciones y las actividades que haces en este instituto de Sacedón. Me parece que eres un profesor estupendo, super didactico,
¿siempre das estas clases de historia tan practicas y con estas actividades? seguro que tus alumnos no se aburren nada en clase. Me ha encantado la actividad de Atenas, la del comic, etc, todas estan bien. Me alegro un monton por como te va de bien y sigue así enseñando la historia que seguro que haras que muchos alumnos escojan nuestra carrera.

Un saludo de un amigo tuyo de siempre de la facul(un goliardo). Ah! da recuerdos a Ana y tu niña.
Alfredo

Juncal dijo...

Cualquier día me meto en una de tus clases por si cuelo de alumna... Ya sabes que el próximo curso tienes que hacerle un huequito en tu blog al ingles...

Anónimo dijo...

Hola, en primer lugar quería felicitarte por tu labor. Dicho esto, tenía interes por saber si conoces comics ambientados en la edad contemporanea. Muchas gracias.
Jesús Calderón

manuel dijo...

Juanan,que tal los exámenes.

firmado
manu

JUAN ANTONIO GARCIA SANCHEZ dijo...

Hola, Jesús. Bien, primero darte las gracias por tu interés. Sentirte apoyado en lo que haces dentro de un aula es muy importante para nuestra función como docentes. Segundo, responderte que conozco varias opciones de cómics contextualizados en la Edad Contemporánea, aunque son cómics antiguos que sólo podrás encontrar de segunda mano, aunque te garantizo que en buen estado. Por ejemplo, recuerdo que la EDITORIAL GALAOR publicó una serie de números dedicados a biografías de personajes como Napoleón, Lawrence de Arabia... y otros personajes insignes de la historia que, aunque algo infantiles, te hacían tener una idea muy buena del protagonista en cuestión. Sin embargo la "estrella" del mundo del cómic histórico contemporáneo es el CÓMIC BÉLICO, y más concretamente, la colección que HAZAÑAS BÉLICAS dedicó a un sinfín de acontecimientos y batallas acaecidas tanto en la 1ª como en la 2ª Guerra Mundial.
Otro clásico de la 2ª Guerra Mundial es el mismísimo CAPITÁN AMÉRICA. Su primera temporada, por ejemplo, se centra en luchar contra la Alemania de Hitler, muy bien representada en un enemigo como "Cráneo Rojo". Pero en sus sucesivas etapas, "El Capi" luchará contra los soviéticos en la Guerra Fría y, por supuesto, se verá salpicado por el Acta de Registro formulada en USA tras los antentados del 11-S. En esta última saga protagoniza un Crossover espectacular y muy reciente que lleva por título Civil War, una ¡¡Guerra Civil entre Superhéroes Marvel!! Te lo recomiendo...
Además de todo esto, es muy probable que encuentres adaptaciones, también antiguas, de obras clásicas de Victor Hugo ("Los Miserables") y de Charles Dickens ("Historia de Dos Ciudades") que, antaño, solían llevarse al cómic y donde podrás ver reflejada la sociedad propia de la Revolución Industrial y de las Revoluciones Liberales de comienzos del XIX.
En fin, Jesús, no es más que proponérselo, tener un poco de paciencia y verás como te van saliendo cosas que, después, podrás adaptar en el aula.
Te aseguro que lograrás buenos resultados en tu aula.
Mucha Suerte.